lunes, 30 de septiembre de 2019

Delilah, ¡Ella vino a mi!

Si, algo parecido a lo que dice Eliot en la peli E.T. "Él vino a mi". Pues yo digo que ¡ella vino a mi! :-) Y ella es una gatita Carey que así sin buscarlo, se ha cruzado en mi camino...
Hace algunas semanas que una gatita, muy delgada, sin muy muy buen aspecto, se coló en el patio de casa. ¿Su intención? Urgar en una bolsa que yo había dejado ahí, todavía no la había echado al contenedor.

Desde la ventana de la cocina me asomo y la veo ahí... Se quedó parada mirándome. Yo creo que ahí ya me enamoró ^_^ Le hice un gesto con la mano diciéndole: ¡Espera! No te muevas, que te doy comidita...

Y así empecé a dejarle comida, en al distancia ya que no se acercaba. Era asustadiza... Pero al día siguiente, volvió. Y le di más comida. Y así día a día fue cogiendo más confianza, hasta que un día me tomaba la comida de la mano. Aunque todavía era asustadiza, ya que bastaba algún gesto con el brazo o ruido para que se apartara...

Y así casi todos los días, ya que algún día no aparecía. Pero a partir de hace cosa de una semana, la acaricié... Y a partir de ahí, cambió mucho la relación. Hasta tal punto que ahora, ¡no me deja irme!! jajaja... Cuando le llevo la comida, lo primero que hace no es hincarle el diente, no... Lo primero que hace es arrimarse a mi, buscando caricias con su cabezita, ronroneando que parece una moto, jajá.... mirándome de una manera... oh! La tengo loquita y ella a mi :D

Después de comer, de nuevo se pone super cariñosa, es increíble. Ni lo habría pensado hace unas semanas, que una gatita callejera me conquistaría el corazón ^_^

Hace un par de días le puse un collar anti-parásitos...

De momento viene a comer, a echarse alguna siesta en el patio... Pero voy a ver si quiere quedarse, la voy a invitar. Le voy a preparar su rinconcito en la terraza. Y si se queda, pues la llevaré al veterinario a que la examine y compruebe si lleva chip...

Yo pienso que esta gatita fue abandonada. No ha sido una gata callejera de toda la vida, porque aunque ha sido después de unas semanas, es increíble como está conmigo, que deja que la coja, que le ponga el collar tan ricamente... Además, como ya he dicho, estaba muy delgada cuando empezó a venir. Ahora tiene buen aspecto, el pelo brillante...

Al principio, empecé a llamarle Pancho XD Porque veía que se echaba la siesta en el patio, ahí tan pancho! jajá Después me di cuenta de que no es Pancho sino Pancha :P Pero Pancha no tiene mucho glamour, así que la llama Delilah. Por una canción de Queen, un tema que Freddie Mercury dedicó a su gata...




Y en fin, que así sin buscarlo, tenemos nuevo miembro en la familia. Yo no pensaba en tener gato ni ninguna mascota. Aunque me encantan, adoro los animales. Con mi situación, no puedo tener un perro, que me encantan también. Además, incluso esta gatita no la puedo dejar entrar en casa por un tema delicado. Mi madre tiene una úlcera en la pierna y eso es muy pero que muy delicado. Sería peligros. Pero tenemos patio y terraza, ¡todo para la gatita! jeje...

Ah, yo no tengo idea de gatos, pero hace unos días una amiga me dijo al verlo que es de raza Carey. Yo pensé. Caray, pues si lo llego a saber la llamo María... El caso es que he buscado información en Google, y existe una bonita leyenda con estos gatos. O más bien gatas, porque pone que sólo son hembras. Que tal vez uno de cada tres mil, es macho (y normalmente estéril).

Hubo un par de días que no venía, ¡y ya la echaba de menos!! Se me hacía raro salir al patio y no verla ahí esperándome. Ahora cada día, sobre las 07:00 de la mañana ya está esperándome...

¡Ella vino a mi! ^_^ <3


Prrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr


No hay comentarios:

Publicar un comentario